Derecho Marcario

 

Prólogo


Constituye un honor, una satisfacción y una gran responsabilidad hacer la presentación de la obra denominada Derecho Marcario, Tramitación Administrativa y Contenciosa de Marcas Comerciales, de que es autor mi estimado colega y experto en Propiedad Industrial, Marcos Morales Andrade, quien se desempeñó entre los años 1994 y 1996 como Secretario Abogado y Jefe del Sub Departamento Jurídico del Departamento de Propiedad Industrial. Es muy meritorio que con un período de tiempo como el señalado, más su posterior desempeño en el ejercicio privado de la profesión, haya podido producir una obra de tanta magnitud, profundidad, acuciosidad y esmero. Su obra es didáctica y de fácil exposición, lógica, ordenada y sistematizada, exponiendo su pensamiento propio, apoyándose —cuando es el caso— en la doctrina y en los dictámenes y resoluciones del Departamento, en las sentencias del Tribunal Arbitral de Propiedad Industrial en segunda instancia, y en las resoluciones por la vía del recurso de queja ante la Corte Suprema.

Recurre a las notas "con letra chica" para explicaciones, variedad de criterios y jurisprudencia, lo que profundiza la materia sin perderse la continuidad de lo sustancial, método cada vez más usado por doctos autores jurídicos. La obra de Marcos Morales está contenida en un voluminoso texto que supera las ochocientas páginas, más apéndice e índice, con lo que se equipara en extensión con las obras de los más importantes tratadistas marcarios del extranjero y supera —con creces— lo nacional.

El texto comprende cuatro partes: derecho procesal orgánico, procedimientos administrativos registrales, procedimientos contenciosos y aspectos substantivos. Ello demuestra la riqueza de conocimientos del autor en materia civil y procesal, y en su propia especialidad marcaria un amplio domino en lo nacional y en lo internacional.

A lo largo de su extensa obra, el autor me cita con frecuencia —quizás el más citado— y tiene con el suscrito las mayores discrepancias, lo que enriquece la materia y ofrece a los magistrados, jueces, abogados y expertos una amplia posibilidad de opción sobre lo que es más adecuado y más procedente en Derecho.

En la Primera Parte (Derecho Procesal Orgánico) se refiere a los órganos especiales de la competencia marcaria, que son el Departamento de Propiedad Industrial y el Tribunal Arbitral de Propiedad Industrial, los funcionarios coadyuvantes —Conservador de Marcas, secretarios abogados del Departamento y del Tribunal, y los relatores— y en capítulo aparte aborda la competencia marcaria.

La Segunda Parte (Procedimientos Administrativos Registrales) comprende tres capítulos: reglas generales de procedimiento registral, procedimiento de solicitud de marca y otros procedimientos administrativos.

La Tercera Parte (Procedimientos Contenciosos) —que es la más extensa— abarca cuatro capítulos: reglas comunes a todo procedimiento contencioso marcario, procedimiento de oposición, procedimiento de nulidad y recursos procesales, incluyendo la tramitación ante el Tribunal Arbitral de Propiedad Industrial.

La Cuarta Parte (Aspectos Substantivos) se refiere a las causas de irregistrabilidad y la propiedad marcaria. Finalmente, en el Apéndice se incluyen once anexos, siendo los más importantes el resumen de la Clasificación Internacional de Marcas de Productos y Servicios, la actual ley Nº 19.039, del año 1991 —sobre Normas aplicables a los Privilegios Industriales y Protección de los Derechos de Propiedad Industrial— y su Reglamento —Decreto Nº 177, del mismo año, del Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción—, el Convenio de París para Protección de la Propiedad Industrial, y el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC), este último promulgado conjuntamente con el Acuerdo de Marrakech, mediante decreto Nº 16, de 05 de Enero de 1995, del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Termino felicitando al autor por su gran aporte a la cultura marcaria chilena.

SANTIAGO LARRAGUIBEL ZAVALA
Profesor en la Facultad de Derecho
Universidad Central de Chile

Santiago, noviembre de 2000

Prologo
Contraportada
Difusión en Internet
Cobertura periodística
Lanzamiento
Comprar por teléfono