Solicitud Nº 205.788
Expediente Nº 6.634/97
Registro Nº 393.732
Marca: SERVICIO 700

Informe Nº 105.371/

Santiago, 12 de octubre de 2000

Don Juan Alberto Díaz Wiechers, abogado, domiciliado en Amunátegui 277, Piso 3, Santiago, en representación de compañía de Telecomunicaciones de Chile S.A., comercial, domiciliada en Providencia 111, Santiago, demandó la nulidad del registro Nº 393.732 de fecha 30 de Septiembre de 1992, correspondiente a la marca SERVICIO 700 inscrita a nombre de Publicaciones Lo Castillo S.A., sociedad comercial, representada por Don Alvaro Pérez Frugone, se ignora profesión, ambos domiciliados en Pérez Valenzuela1620, Providencia, Santiago, para distinguir Servicios telefónicos, clase 38.

Fundando su demanda en lo dispuesto en los artículos 19 y 20 letras e) y j) de la Ley Nº 19.039, a fs. 5 y siguientes expresó que la expresión registrada es genérica, indicativa, descriptiva y de uso común en relación con los servicios que ampara en la clase 38, puesto que no es más que el nombre de una serie de servicios complementarios de información, de utilidad pública, de interés general, cultural, de recreación, etc., que tienen una numeración asignada por la Subsecretaría de Telecomunicaciones y que se conocen genéricamente con el nombre de Servicios de Información y Entretención, o sencillamente como Servicios 700. Esta codificación numérica estuvo en forma pública en análisis, estudio y discusión desde mucho antes de su asignación definitiva, la que fue determinada por Resolución Nº 921 de 29 de octubre de 1993, de la citada Subsecretaría.

Agrega que no sólo su representada presta estos servicios, sino que también tienen acceso a su prestación de las demás empresas de la telefonía, las cuales utilizan, después del 700 o el 70, dígitos propios identificatorios. Por tales razones, señala, el registro impugnado carece del requisito legal de novedad que exige el artículo 19 de la Ley Nº 19.039, siendo por el contrario, irregistrable. Además debe ser anulado en virtud de lo dispuesto por la letra j) del artículo 20 de la misma ley, por cuanto constituye un intento de entorpecer mediante el registro de una expresión que no es susceptible de apropiación por nadie.

La demanda fue notificada personalmente al representante de la empresa demandada, y en reemplazo del señor Alvaro Pérez Frugone, quien se encontraba en esa fecha fuera del país, según consta de la certificación estampada a fs. 8 por receptor judicial.

A fs. 55 se tuvo por evacuado el traslado en rebeldía de la demandada y se recibió la causa a prueba fijándose como hecho pertinente y controvertido el ser la expresión Servicio 700 un concepto genérico para distinguir servicios telefónicos de la clase 38.

La demandante a fs. 160 acompañó documentos, con citación, consistentes en fotocopias de la Resolución exenta Nº 921 de 29 de Agosto de 1993 de la Subsecretaría de Telecomunicaciones, de páginas relativas a información de los Servicios 700 aparecidos en las guías telefónicas de la Región Metropolitana de diversos años, desde 1992, de anuncios efectuados en El Mercurio, y que corresponden a una publicación efectuada por la Empresa Sixtra Chile S.A., de 12 artículos de prensa referentes al Servicio 700, donde se señalan sus características, revistas Noticiarios Internos de CTC que hablan de los mismos servicios, guía para usuarios de estos servicios, folletos y diferentes afiches donde se señalan los diversos Servicios 700 y que corresponden a otros proveedores de estos servicios.

A fs. 162 de autos la demandada alegó prescripción de la acción de nulidad interpuesta, basado en lo dispuesto en artículo 27 de la Ley Nº 19.039, ya que desde la fecha del registro que se impugna, que es de 30 de Septiembre de 1992, hasta la fecha en que el Sr. Alvaro Pérez, representante de la empresa demandada, toma conocimiento de la existencia de esta demanda de nulidad, (lunes 13 de Octubre de 1997), ha transcurrido 5 años y 13 días, razón por la cual la acción de nulidad se encontraría prescrita. De esta petición se confirió traslado a la demandante, la que lo evacuó oportunamente, dejándose su resolución para definitiva.

A fs. 170 consta la diligencia de exhibición del video acompañado por la demandante en parte de prueba, con citación, en el cual se aprecian diversos informativos referente a los Servicios 700, en relación con la información electoral, implementado por parte de CTC para las elecciones de concejales y efectuados como noticias en diferentes canales de televisión, tales como Meganoticias, Rock & Pop y Audio Noticias.

Se citó a las partes a oír sentencia, a fs. 171 vta.

 

CONSIDERANDO:

1.- Que se demandó la nulidad del Registro Nº 393.732 de la marca SERVICIO 700, de la clase 38, basándose en lo dispuesto por los artículos 19 y 20 letras e) y j) de la Ley Nº 19.039, por carecer dicha inscripción del registro de novedad que exige la ley para una marca comercial, ya que resulta ser una expresión genérica, indicativa, descriptiva y de uso común respecto de los servicios de la clase 38 que se amparan con ella y además constituye un intento de entorpecer la libre competencia, puesto que tal signo no es susceptible de apropiación por nadie.

2.- Que una vez practicada la notificación de la acción y la respectiva providencia, se tuvo por evacuado su traslado en rebeldía de la demandada.

3.- Que la demandada alegó la prescripción extintiva de la acción de nulidad, en virtud de lo dispuesto en el artículo 27 de la Ley Nº 19.039, dejándose para definitiva su resolución y por ser ella una cuestión de previo y especial pronunciamiento, corresponde analizar en primer lugar si se dan en el caso de autos, los requisitos necesarios para su configuración.

4.- Que al efecto, el citado artículo establece. "la acción de nulidad del registro de una marca prescribe en el término de 5 años, contado desde la fecha del registro. Una vez transcurrido dicho plazo el Jefe del Departamento declarará de oficio la prescripción, no aceptando a tramitación la petición de nulidad". En consecuencia dicho plazo sólo se interrumpe y deja de transcurrir cuando se interpone la correspondiente acción o demanda de nulidad, lo que aconteció en el caso de autos, el día 22 de Septiembre de 1997, fecha en que fue notificada legalmente la demanda. Por su parte, el registro concedido el día 30 de Septiembre de 1992 y por tanto, no cumpliéndose el plazo de 5 años prescrito por el legislador, no procede estimar prescrita la acción de nulidad. Que al respecto no procede aceptar la argumentación de la demandada en el sentido de que el representante legal de la persona jurídica demandada, sólo "tomó conocimiento" de la demanda con fecha 13 de Octubre de 1997, puesto que en todo juicio, para que se entienda interpuesta la demanda y trabada la litis, debe mediar una válida notificación de la demandada, la que en el caso de autos, no es otra que la persona jurídica Publicaciones Lo Castillo S.A., la que en el momento de la notificación de la demanda y de su proveído, fue representada apropiadamente, según estimó este tribunal al desestimar el incidente de nulidad por falta de emplazamiento, planteado por la demandada.

Por lo tanto, en atención a lo expuesto precedentemente, debe ser rechazada la prescripción extintiva de la acción alegada por la demandada y proceder, a continuación, al análisis de las causales de nulidad invocadas como fundamento de la demanda.

5.- Que respecto a la causal de la letra e) del artículo 20 de la ley invocada por la demandante, la causa fue recibida a prueba a fin de que se acreditara que la expresión SERVICIO 700, es un término genérico para los servicios de la clase 38 que ampara el registro impugnado.

Que la demandante para tal efecto y dentro del término legal de prueba, acompañó abundante documentación, que acredita que el término SERVICIOS 700 es comúnmente usado por las empresas de telefonía y que al mismo tiempo resulta indicativo y descriptivo, ya que bajo tal expresión se proporcionan las más variadas y múltiples informaciones a los usuarios de dichos servicios.

Que especial mención merece como prueba, la Resolución Exenta Nº 921 de la subsecretaría de Telecomunicaciones, de fecha 29 de Octubre de 1993, que asignó la numeración 700 y 70 para los servicios complementarios especializados de información, a fin de que las empresas concesionarias del Servicio Público Telefónico pudieran ofrecer a sus abonados tales servicios. La misma Resolución señala en su 5º Numerando que "la numeración de estos servicios será asignada por la Subsecretaría de Telecomunicaciones, a solicitud de los interesados", lo cual no deja lugar a duda alguna de que tienen acceso a dicha numeración, todas las empresas concesionarias del Servicio Público Telefónico que lo soliciten, no pudiendo por ende pertenecer, o ser de uso exclusivo de tan solo una y determinada empresa.

6.- Que en relación con el punto anterior, no está de más destacar que si bien el registro que se impugna, se materializó con un año de anticipación a la de la fecha que tiene la citada Resolución Exenta, ello no es óbice para estimar a esta última, como un acto de autoridad que debe ser respetado y acatado aún cuando con él se haya configurado, como en el caso de autos, y por fuerza mayor, una causal sobreviniente de irregistrabilidad de marca comercial, convirtiendo así a la expresión SERVICIO 700 o Servicio 70 según el caso, en un término de uso común, indicativo y descriptivo, no susceptible de ser registrado como marca comercial.

7.- Que acorde con lo anteriormente expresado, no cabe sino concluir que el signo registrado, en su conjunto, carece también de la novedad exigida por el artículo 19 de la Ley Nº 19.039 para constituir marca comercial, ya que ha perdido toda característica que le permita diferenciarlo adecuadamente, de otros servicios que se presten en el mismo rubro.
8.- Que respecto a la otra causal de nulidad invocada por la demandante, esto es la letra j) del artículo 20 de la Ley Nº 19.039, por estimar que el registro que se impugna se presta para entorpecer y poner trabas a la libre competencia, debe ser ella desestimada de plano en atención a que del propia mérito de autos es dable concluir que la demandada no ha obstaculizado ni entorpecido el uso de la expresión SERVICIO 700 a ninguna de las empresas ligadas a la telefonía y la mejor prueba de ello se da precisamente relación con la propia demandante de autos, quien ha utilizado la expresión registrada en forma masiva y con gran publicidad, lo que ha permitido por lo demás, el conocimiento amplio y generalizado por parte de los usuarios, respecto de estos servicios de información telefónica sobre materias de la más variada índole.

 

POR TANTO:

En virtud de lo expuesto y visto lo dispuesto en los artículos 19 y 20 letras e) y j) de la Ley Nº 19.039, PROPONGO : Se acoja la demanda y se ordene anular el Registro Nº 393.732 de la marca SERVICIO 700, inscrita en la clase 38.

Saluda atentamente a usted,

Carmen Iglesias Muñoz
Abogado Jefe SubDepartamento Jurídico
Secretario Abogado Departamento de Propiedad Industrial

 

 

Santiago, 12 de octubre de 2000

Vistos el informe precedente de fecha 12-10-00 escrito a fjs. 172 del Abogado Jefe del Subdepartamento Jurídico y que se ha dado por reproducido.

RESUELVO:

Acójase la demanda de nulidad interpuesta a fojas 5 por Juan Alberto Díaza W., en representación de los señores Compañía de telecomunicaciones de Chile S.A. y cancélese la vigencia del registro Nº 393.732 correspondiente a la marca SERVICIO 700, la cual distingue servicios de la clase 38.

Fallo dictado por el Jefe del Departamento de Propiedad Industrial,
Pablo Monsalve Manríquez

 

NOTA: Fallo ejecutoriado, sin apelación.