Santiago, veintisiete de octubre de mil novecientos noventa y nueve.

Vistos:

Se confirma la sentencia apelada, de cinco del mes de octubre en curso, escrita a fojas 430.

Acordada contra el voto del Ministro señor Alvarez Hernández y del Abogado Integrante Sr. Daniel, quienes fueron de opinión de revocar en su parte apelada la sentencia de primera instancia y rechazar el recurso de protección interpuesto por la Compañía Nacional de Teléfonos Telefónica del Sur S.A. en virtud de los siguientes fundamentos:

1) Que conforme a lo dispuesto en la letra e) del artículo 20 de la ley 19.039,
no pueden registrarse como marcas las expresiones genéricas o de uso común; las que, por tal motivo, pueden ser usadas libremente por cualquier persona;

2) Que sin perjuicio de lo anterior, puede concederse el privilegio a una marca
comercial que contiene palabras de uso común o que tengan carácter genérico, pero otorgando protección sólo al conjunto y no a los elementos que la componen, aisladamente considerados;

3) Que no pueden afirmarse, en consecuencia, que el uso de la expresión
"Telefónica" por la recurrida signifique una apropiación de tal nombre, ya que sólo representa un elemento aislado que no tiene protección dentro del registro otorgado al conjunto constituido por la marca "Telefónica del Sur", del recurrente;

4) Que el uso de una expresión genérica o de uso común como la mencionada, se ajusta plenamente a derecho, ya que no puede aceptarse que el titular de una marca registrada que incluye esa expresión pretenda exclusividad sobre uno o más de dichos términos, puesto que ello sí afectaría la libertad de cualquiera persona para utilizarlos;

5) Que no cabe estimar, entonces, que el uso de la expresión "Telefónica", genérica y de uso común en la medida que describe un servicio de teléfonos, puede constituir en modo alguno una competencia desleal que pudiere atentar contra la garantía constitucional del Nº 21 del artículo 19 de la Carta Fundamental;

6) Que tampoco se ve como el uso permitido por la ley de la expresión aludida por cualquiera persona habría de afectar el patrimonio de la recurrente que no puede, como se ha dicho, pretender una exclusividad sobre dicho término; ni invocar que se atenta contra la garantía constitucional del Nº 24 de la Constitución Política de la República;

7) Que a mayor abundamiento los fundamentos del presente recurso corresponden más bien a una oposición al registro de la marca "Telefónica" que a la del uso de la misma; de donde resulta que esta vía no parece la más idónea para plantearlo, existiendo tribunales y procedimientos especiales para conocerlas;

8) Que el recurso de protección contemplado en el artículo 20 de la Constitución Política de la República tiene como objeto solicitar de la Corte de Apelaciones que corresponda, que libre todas las providencias necesarias, a fin de que quien, por una acción u omisión ilegal o arbitraria, haya sufrido, una perturbación, privación o amenaza en el legítimo ejercicio de los derechos y garantías que se aseguran en ella, quede garantizado por el imperio del derecho y debidamente protegido; y

9) Que el uso de la expresión "Telefónica" por la Compañía de Telecomunicaciones de Chile S.A. es un acto que no tiene nada de ilegal ni arbitrario, especialmente si se observa que, al hacerlo, no reclama ninguna exclusividad a su respecto y acepta el riesgo de que cualquier otra empresa del rubro pueda también utilizarla, dada su calidad de genérica o de uso común.

Regístrese y devuélvase con sus agregados.

Nº 3662-99.-

Pronunciado por los Ministros señores Ricardo Gálvez B., Orlando Alvarez H., Domingo Yurac S., Humberto Espejo Z., y el abogado Integrante señor Manuel Daniel A.